Diario – Sueño Cumplido

Cuando vi a Ema sacándole una foto a la página del pasaporte donde aparecía sellada la salida de Argentina y a continuación el ingreso a Australia, lo abracé bien fuerte y le dije en silencio con el corazón: “acá estamos”. No me salió más nada porque no había más nada para decir. En ese momento, las palabras sobraban.

¿Qué se siente al cumplir un sueño planificado durante tanto tiempo? ¿Qué se siente al materializar ese proyecto que resultaba tan lejano y hasta por momentos inalcanzable? ¿Qué genera el logro cumplido y el orgullo de haber podido? Su sonrisa y sus ojos húmedos de emociones, respondieron todo. Si prestabas mucha atención, hasta podías observar el movimiento del corazón latiendo, sobresaliendo del pecho.

Encontré en su mirada, rastros de niñez, de inocencia, de felicidad plena. Ese instante paga todo el esfuerzo, la espera, los miedos, las ansiedades. Ese momento hace que todo valga la pena. Esos momentos son los que nos hacen seguir. Los sueños, sueños son hasta que uno los vuelve realidad.

Se dio cuando se tenía que dar. Ni un día antes, ni un día después. Y ahí tuve la suerte de estar yo. Observando esa lucecita brillar iluminando la habitación y contagiando a quien tuviera la dicha de presenciar el momento. Y en estas notas lo comparto con ustedes, familia y amigos, que también estuvieron; con sus consejos, con el aliento y el empujón cuando hizo falta y con el deseo sincero de que los sueños se concreten. Mi abrazo fue en nombre de todos.

¡Felicitaciones Ema/Manu! “Sueña y serás libre en espíritu. Lucha y serás libre en vida”. ¡Por muchos más sueños compartidos y concretados!

Melbourne, VIC, Australia – 20.05.16

One thought on “Diario – Sueño Cumplido

  1. Es hermoso soñar, y poder llevar a cabo nuestros sueños, no cualquiera lo hace. Por un motivo, por otro, o simplemente, por no animarse. Cuantas sueños uno deja de lado por no animarse!!! Felicitaciones por soñar, y animarse y ponerle garra para concretar los sueños!!!

Deja un comentario